Gracias por su visita

Para salir y terminar su sesión, haga click en "OK"


Change font size

Nacido para acicalar

No solamente su gato sabe como acicalarse a sí mismo, también está hecho para ese trabajo. El acicalado es una marca registrada para casi todos los gatos. Pueden necesitar un poco de ayuda extra de vez en cuando, pero hacen un gran trabajo por sí mismos. Además, les encanta hacerlo.

Todas las partes correctas. Los gatos son flexibles, estratégicos y bien equipados para el acicalado. Todo desde la superficie áspera de la lengua de un gato hasta los dientes afilados y garras tipo peine, se suman haciendo una maquinaria de acicalado perfectamente ajustada. Los gatos inclusive lamen sus patas para usarlas como toallitas húmedas para lavarse la cara. Y aún más interesante es su habilidad para usar sus patas delanteras para estimular las pequeñísimas glándulas de aceite en sus cabezas. El aceite es el “perfume” de un gato y se disemina por todo su cuerpo.

Tiempo para un cambio de abrigo. La mayoría de los gatos por lo general cambian su abrigo una vez al año. Esto ocurre usualmente durante la primavera o empezando el verano. Esté prevenido de que si su gato vive en una casa constantemente cálida y bien iluminada, el cambio de pelo podría seguir durante todo el año. Si su gato está perdiendo pelo rápidamente, vea a su veterinario para asegurar que la causa no sea una condición médica.

Trate de no interrumpir a su gato cuando se esté acicalando. Es un asunto muy importante desde el punto de vista de su gato, y lo disfruta así que permita que obtenga lo mejor de ello.


Productos relacionados