Gracias por su visita

Para salir y terminar su sesión, haga click en "OK"


Change font size

Los gatos y la castración

Existen procedimientos quirúrgicos para evitar que su gato se reproduzca. Consisten en extraer los ovarios de las gatas y los testículos de los gatos. La castración se refiere a cualquiera de los dos procedimientos.

Si usted tiene un gato de exteriores o múltiples gatos de interiores debe considerar seriamente hacer que castren a su gato. A menos que esté considerando dedicarse a la cría y esté seguro de que encontrará hogares para todos los gatitos (una gata hembra puede producir hasta 15-20 gatitos por año), lo más responsable es hacer que castren a su gato(a).

Beneficios de la castración. Aún cuando su gato permanezca en interiores y no viva con una pareja viable para reproducirse, sigue siendo buena idea castrar a su gato.

Hembras.Si tiene una gata hembra, la esterilización hace imposible el cáncer de ovarios y reduce dramáticamente el riesgo de cáncer de cuello uterino.

  • También eliminará una serie de conductas que puede encontrar indeseables. Una hembra no esterilizada entrará en celo de tres a cuatro veces por año. Durante este tiempo maullará constantemente o tratará de escapar de la casa.
  • Cuando una hembra entra en celo varias veces al año sin aparearse puede desarrollar problemas como depresión, anorexia, diarrea y vómito. La castración eliminará todas esas conductas.

Machos. Los gatos macho también se benefician enormemente al ser castrados. Elimina el riesgo de cáncer testicular y previene una serie de conductas que hacen difícil tener un gato macho.

  • Los gatos macho castrados son mucho menos territoriales, raramente rociarán orina para marcar su territorio, y la orina no tendrá un olor tan fuerte.
  • Si tiene dos gatos macho, la castración reducirá dramáticamente la cantidad de peleas. De hecho, los gatos castrados son por lo general más dóciles y fáciles de manejar.

La operación. La preparación para el procedimiento es igual en ambos géneros. No debe alimentar al gato cuando menos 12 horas antes de la cirugía.

  • Se pone al gato bajo anestesia general y se le conecta al equipo de monitoreo para a asegurarse de que no haya complicaciones. Luego se hace una incisión y se extraen los ovarios y en ocasiones el útero y los testículos. Después se cierra la incisión con sutura que puede hacerse de manera oculta internamente.
  • En el caso de una hembra la incisión que se necesita es mayor, por lo que puede ser necesario que permanezca en la clínica durante un día o dos mientras que los machos por lo general se van a casa el mismo día.

Post operación. Su veterinario puede ponerle a su gato un cono de cabeza para evitar que muerda las suturas. Deberá vigilar a su gato para asegurarse que la herida no de muestras de hinchazón, rasgado, sangrado o secreción. Si cualquiera de estos síntomas aparece, informe a su veterinario de inmediato.

  • Por lo general, un gato se recupera completamente de una operación de castración, en una semana o dos cuando el veterinario quita las puntadas.
  • Durante la recuperación asegúrese de que su gato tenga suficiente agua, cama limpia y oportunidad de descansar en un ambiente relajado.

Efectos secundarios. Puede notar un ligero aumento de peso después de la castración y también hay probabilidad de problemas urinarios, estos puede contrarrestarse si recuerda administrar el alimento para gatos correcto. Pregunte a su veterinario.