Gracias por su visita

Para salir y terminar su sesión, haga click en "OK"


Change font size

Elegir al veterinario correcto para su gato

Después de usted y su familia, un veterinario es la persona más importante en la vida de su gato. Usted debe cerciorarse de que su veterinario le brindará el mejor cuidado posible porque es el responsable de la salud y bienestar de su gato. ¿Cómo va en este aspecto?

Una de las mejores maneras para encontrar un veterinario es por medio de la recomendación de un amigo. Si conoce a alguien en su zona que tenga un gato, pregunte qué clínica usan y lo que piensan del veterinario. El directorio telefónico y la internet también son buenos lugares para empezar su búsqueda. Seleccione algunas clínicas en su zona y llame para preguntar si puede ir a dar un vistazo y presentarse. No necesita llevar a su gato para esta visita inicial. Le ayudará para hacerse una idea de la clínica. Estará confiando la vida de su gato a estas personas así que es importante que se sienta cómodo con ellas.

Estas son algunas cosas a tomar en consideración:

  • ¿Están limpias las instalaciones?
  • ¿Es profesional el personal?
  • ¿Son amistosos y accesibles?
  • ¿Cuál es su política de cuidados de emergencia?
  • ¿Ofrecen servicios de pensión y estética?

La mayoría de las clínicas veterinarias tienen un veterinario y varios técnicos veterinarios. Sin embargo, las clínicas de grupo son cada vez más comunes porque permiten que grupos de varias especialidades estén disponibles para los pacientes. Una no es necesariamente mejor que la otra, mejor use su propio juicio para encontrar el tipo de clínica ideal para usted y su gato

El costo también es un factor importante para determinar el tratamiento para la salud de su gato. El cuidado veterinario puede ser muy costoso, así que es mejor preguntar por opciones como seguro para mascotas una vez que haya encontrado la clínica de su agrado.

Finalmente, siga sus instintos. Usted quiere un veterinario a quien le importen mucho los animales, especialmente su gato. Su veterinario será con frecuencia la primera línea de contacto para muchas de las pruebas y tribulaciones que pueden surgir cuando se es dueño de un gato. Elija a alguien con quien se pueda tener una comunicación abierta y honesta.