Gracias por su visita

Para salir y terminar su sesión, haga click en "OK"


Change font size

Acicalar a su gato

Los gatos son animales extremadamente limpios, pero hasta el gato más fastidioso puede beneficiarse de una poca de ayuda con el acicalado, especialmente si tiene pelo largo. Acicalar a su gato es también una excelente manera de integrarse. El acicalado es una buena oportunidad de revisar si tiene irregularidades en su piel o pelaje.

Es buena idea acostumbrar a su gato a que se le cepille o peine desde una edad temprana. Esto previene nudos moIestos y quita el pelo muerto. Hágalo regularmente y no solamente se mantendrá el gato limpio y sano, reducirá la formación de bolas de pelo.

¿Con qué frecuancia? Si su gato es de pelo largo, debe cepillarlo una vez al día, o por lo menos varias veces por semana. Los gatos de pelo corto solamente necesitan cepillarse una vez por semana.

Lo que necesitará. Existen herramientas diseñadas especialmente para gatos de pelo largo, pero cuando menos necesitará un buen cepillo y peine. Si su gato es de pelo corto, un cepillo recomendado por el veterinario es todo lo que necesitará.

Cepillado.Si su gato no está demasiado enredado, dele un buen cepillado a su pelaje. Esto no debe llevar más de 15 minutos. El pelo de los gatos de pelo largo a veces se apelmaza. Si nota masas enredadas de pelo enredado en el pelaje de su gato, necesitará darse el tiempo para un cepillado cuidadoso y paciente. Sostener la piel justo debajo del nudo mientras cepilla, prevendrá que jale el pelo. Si el pelaje de su gato es verdaderamente no manejable, debe considerar un acicalado profesional. También considere encontrar nutrición correcta para reducir la caída de pelo.

Hora del baño. Los gatos de pelo corto no necesitan ser bañados a menos que estén muy sucios o tengan alergias. Pero para las razas de pelo largo, el baño ocasional mantendrá su pelo en buen estado y prevendrá la acumulación de grasa. Su veterinario estará feliz de aconsejarlo sobre cómo bañar a su gato y le recomendará un champú especial.

Preparación para el baño. A la mayoría de los gatos no les gusta mojarse, pero si tiene el champú y toalla a la mano, la hora del baño será más rápida y fácil. Para hacer las cosas aún más fáciles, pida ayuda a alguien – así uno puede sostener al gato en lo que el otro lo lava.

  • Primero que nada cepille a conciencia el pelaje de su gato para liberarlo de nudos. Esto es para evitar que se encojan y aprieten en el agua.
  • Si está usando la bañera, llénela de agua antes me traer al gato. Cuánto menos ruido y conmoción haya durante el baño, mejor.
  • Llene la bañera con la cantidad justa de agua para alcanzar el abdomen de su gato. Y cerciórese de probar el agua para ver que no esté demasiado fría o caliente. No tiene que usar una bañera, un par de tazones le servirán igual. Puede usar uno con el agua jabonosa y el otro para el enjuagado.
  • Cuando el baño esté listo, traiga al gato a la habitación y cierre la puerta – ¡no querrá un gato jabonoso corriendo por toda la casa! Puede poner algodones en las orejas de su gato para evitar que entre el agua. Después, póngalo suavemente en el agua y refuerce con palabras calmantes y contacto físico constante.
  • Moje suavemente el pelaje con una taza o franela mojada, pero no la vierta directamente sobre la cabeza de su gato ni intente sumergirlo.
  • Una vez que empiece a bañarlo, es probable que objete en forma de lamentos. No se preocupe, esto es perfectamente normal y su gato está bien, solamente un poco nervioso.
  • Haga espuma gentilmente con el champú teniendo cuidado alrededor de la cara, orejas y ojos. Cuando termine de aplicar el champú, enjuague el pelaje abundantemente ya que cualquier residuo puede irritar la piel. Si usa una cabeza de regadera desprendible para enjuagar al gato, utilícela cerca del cuerpo para minimizar el ruido y salpicado.

Envoltura cálida. Tan pronto como su gato esté fuera del agua, envuélvalo en una toalla y palmee suavemente para secar el pelo. Si su gato tiene pelo largo, es particularmente importante que sea cuidadoso para evitar nudos y enredos. No logrará secarlo totalmente con una toalla, así que cerciórese de que se quede en el interior hasta que se haya secado por completo. Y nunca intente usar un secador de pelo ya que el aire caliente puede quemar la piel de su gato.

Cortar uñas. Los gatos pueden rascar para mantener sus uñas en buen estado, pero también necesitará ayudarlo. Asegúrese de que su gato se acostumbre desde pequeño y será más fácil a la larga. Pida a su veterinario que demuestre la técnica correcta y los corta-uñas correctos que debe usar.