Las heces del gato – Una guía completa

Published by
Minutos de Lectura

Como padre de gatos, limpiar la caja de arena quizá no sea una de tus actividades favoritas. ¿Sabías que revisar las heces de tu gato para asegurarte de que su color y forma son normales es una de las cosas más importantes que puedes hacer para mantener a tu amigo felino sano?

La mayoría de los gatos evacúan al menos una vez al día y las heces del gato son un excelente indicador del estado de salud de tu gatito, estas te pueden decir si tiene un bloqueo o una enfermedad subyacente o si su comida no le está sentando bien.

Si te familiarizas con el aspecto de las "heces buenas", estarás preparado para reconocer cuando sus heces no sean normales.

Heces de gato saludables y no saludables:

Las heces saludables por lo general son maleables (como plastilina: no muy suaves, no muy duras). Esto se considera como el mejor tipo de popó, significa que tu gatito está evacuando de manera normal. Las heces saludables son de color marrón oscuro, pero no demasiado oscuras, ya que unas heces casi negras podrían contener sangre. Las heces demasiado claras también pueden indicar un problema más serio, como una enfermedad del hígado ya que pueden indicar que hay una obstrucción total del conducto biliar, de acuerdo con PetWave.

Gray cat sleeping on the edge of a brown leather sofa.

Las heces en forma de pequeñas bolas duras se consideran anormales y signos de enfermedad ya que pueden ser un indicador de estreñimiento. Este es un problema grave para los gatos porque pueden indicar problemas de salud tales como trastornos neurológicos o metabólicos, o una obstrucción de colon, señala International Cat Care. De acuerdo con Wag!, el hecho de que tu gato esté estreñido también puede indicar que está deshidratado. Definitivamente debes llamar al veterinario si tu gato evacúa bolas pequeñas y duras.

También debes estar atento a heces suaves o acuosas que no tengan una forma clara. La diarrea felina es causada por una variedad de cosas, desde infecciones bacterianas hasta parásitos intestinales e intolerancia a los alimentos. Si no la examinas con cuidado, podrías confundir las heces líquidas con orina. Asegúrate de siempre observar con cuidado lo que recoges en la pala o usa un par de guantes desechables para sentir la textura.

No todas las heces de gato inusuales son causa de pánico, pero es necesario observar con cuidado. Tu gato podría tener diarrea uno o dos días después de un cambio de alimento o de un viaje estresante en automóvil, señala el Cornell Feline Health Center. Pero si este tipo de heces persiste durante más de dos días o si viene acompañado con "poco apetito, letargo o vómitos", lleva a tu gato al veterinario inmediatamente, dice el Dr. Richard Goldstein, de Cornell. Es mejor no correr riesgos.

¿Cómo preparar muestras de heces de gato?

En cada visita anual tu veterinario te pedirá una muestra de heces para que el laboratorio pueda hacer pruebas de material fecal. Es mejor tomar las muestras en envases de plástico aprobados que te darán en el consultorio del veterinario, pero también puedes recoger un envase en el consultorio antes de la cita, o comprar uno por internet o en una tienda de artículos para mascotas. Pero recuerda: el laboratorio necesitará una muestra fresca, así que es importante que no recojas tu tesoro de la caja de arena hasta el mismo día en que lo lleves al veterinario. Una vez que coloques la materia fecal en el envase de plástico aprobado, anota la fecha y hora de recolección para que el consultorio del veterinario cuente con la información precisa.

Varios gatos, varias revisiones

Si tienes más de un gato, no necesariamente necesitas una muestra de cada animal en lo individual, a menos que tu veterinario te las pida específicamente. Sin embargo, si encuentras heces con sangre probablemente tendrás que llevar la caja de arena para determinar qué gato puede tener un problema de salud. Por supuesto, si un gato está enfermo, los demás también podrían estarlo. Si notas un problema serio con un gato, trata de separarlo con su propia caja de arena hasta que puedas llevarlo al veterinario.

Aunque no lo creas, las heces de tu gato pueden decirte mucho acerca de su bienestar. Al incorporar una revisión de heces en tu rutina diaria de mantenimiento de la caja de arena, puedes ayudar a mantenerlo en el mejor estado de salud y darle un ambiente limpio y sano.

Articulos relacionados

  • Cuándo llamar al veterinario

    Como tú eres quien mejor conoce a tu gato, si algo te preocupa, no debes dudar en llamar cuanto antes al veterinario. Siempre es mejor excederse que no llegar.
  • Librarse de las bolas de pelo

    Una de las mejores maneras de ayudar a prevenir las bolas de pelo es cepillar regularmente a tu gatito. Lo mejor es que lo acostumbres desde pequeño.
  • Los beneficios de esterilizar un gato

    Si tienes un gato que sale y entra de casa o varios gatos, deberías considerar seriamente la posibilidad de esterilizarlos. En el mundo hay una superpoblación de gatos callejeros. La mayoría de ellos acaban en las protectoras de animales o en la calle y si nadie los adopta.
  • Vacunar a tu gatito

    Las vacunas son esenciales para proteger a tu gatito de muchas enfermedades peligrosas, e incluso mortales. Por eso tendrás que vacunarlo para que se mantenga sano.

Productos Relacionados