Los beneficios de la esterilización

La ovariectomía y la castración son operaciones quirúrgicas que hacen que tu gato sea incapaz de reproducirse. La ovariectomía es la extirpación de los ovarios de una gata, y la castración es la extirpación de los testículos de un gato. El término "esterilización" se refiere a ambos procedimientos. Si tienes un gato que sale y entra de casa o varios gatos, deberías considerar seriamente la posibilidad de esterilizarlos. En el mundo hay una superpoblación de gatos callejeros. La mayoría de ellos acaban en las protectoras de animales o en la calle y si nadie los adopta, se les sacrifica o mueren en accidentes, por inanición o por condiciones climatológicas adversas. Salvo en el caso de que tengas planes de dedicarte a la cría y estés seguro de encontrar hogares para todos los gatitos (una gata puede tener hasta 15-20 gatitos al año) lo más responsable que puedes hacer es esterilizar a tu gata.

Los beneficios de la esterilización

Incluso si tu gato vive en casa y no tiene una pareja reproductiva viable, esterilizar a tu gato sigue siendo buena idea. Si tiene una gata, la ovariectomía hace imposible que tenga un cáncer de ovarios y también reduce drásticamente el riesgo de cáncer cervical.

También eliminará ciertas conductas que le puedan parecer indeseables. Una gata que no ha sido esterilizada puede estar en celo unas tres o cuatro veces al año. Durante estos períodos puede maullar continuamente o intentar escaparse de casa.

Cuando una gata ha estado en celo varias veces sin aparearse, puede tener problemas tales como depresión, anorexia, diarrea y vómitos. La esterilización eliminará todas estas conductas.

Machos

Los gatos también obtienen grandes ventajas como resultado de la esterilización. La intervención elimina el riesgo del cáncer testicular y previene ciertas conductas que puedan hacer que ser dueño de un gato resulte difícil.

Los gatos esterilizados son mucho menos territoriales, raras veces orinan para marcar su territorio y el olor de su orina será mucho menos fuerte. Si tienes dos gatos machos, la esterilización reducirá drásticamente las peleas entre ellos. De hecho, los gatos esterilizados generalmente son mucho más dóciles y más fáciles de tratar.

La operación

La preparación para el procedimiento en sí es la misma para ambos sexos. No debe dar de comer al gato durante unas 12 horas antes de la operación.

Al gato se le pone anestesia general y se le conecta a los equipos de monitorización para asegurarse de que no haya complicaciones. Luego se realiza una incisión y se extirpan los ovarios y a veces el útero, o los testículos. Después se cierra la incisión con puntos de sutura que quedarán ocultos en el interior.

Puesto que las gatas necesitan una incisión más grande, es posible que tenga que permanecer en la clínica un día o dos, mientras que los gatos normalmente se van a casa el mismo día.

Después

Es posible que el veterinario le ponga a tu gato un cono en el cuello para evitar que se quite los puntos. Tendrás que vigilar a tu gato para asegurarse de que en la herida no haya señales de inflamación, desgarro, sangrado o supuración.

Si aparece alguno de estos síntomas, informa inmediatamente a tu veterinario. Lo normal es que el gato se recupere por completo de la operación de esterilización y en una semana o dos el veterinario le quitará los puntos.

Durante la recuperación, asegúrate de que el gato tenga agua suficiente, un lecho limpio y la posibilidad de relajarse en un ambiente tranquilo.

Existen distintas opiniones sobre la mejor época para esterilizar a un gato. La mayoría de los veterinarios recomienda esterilizar a los gatos a los seis u ocho meses, antes de que alcancen la madurez sexual. Pregunta a tu veterinario/a qué te recomienda.

Efectos secundarios

Después de la esterilización, el balance hormonal del gato cambia ralentizando el metabolismo, lo que hace que el gato tienda a ganar peso. Hill's® Science Diet® Adult Light contiene exactamente la cantidad correcta de calorías para los gatos esterilizados. Además, los gatos esterilizados acumulan más grasa y tienen menos masa muscular que los no esterilizados. La composición de Hill's® Science Diet® Adult Light se ha realizado utilizando nuestra excepcional fórmula de control de peso Weight Management Formula (WMF) con L-carnitina que ayuda a quemar grasa y desarrollar masa muscular.

Hill's® Science Diet® Adult Light está disponible en tu clínica veterinaria.

Artículos relacionados con cuidados a las mascotas

  • Elegirlo entre la camada | Hill's Pet

    Si vas a elegir a tu gatito de una camada, estos consejos te servirán para hacer una buena elección. No te apresures y haz muchas preguntas. ¿Los ha visto el veterinario? ¿Han pasado los controles sanitarios? ¿Están vacunados? ¿Están desparasitados?
  • El primer mes de su gato en casa | Hill's Pet

    Después de unos cuantos días, es muy probable que su gato se empiece a acomodar a sus nuevos alrededores dentro de la casa. Es tiempo de empezar a pensar en cuidados a largo plazo y asegurarse de estar preparados para una larga vida feliz juntos. Prevea cubrir lo básico desde el primer mes para un buen comienzo hacia una relación sana.
  • Presentar un nuevo gatito a un gato adulto | Hill's Pet

    La llegada a casa de un nuevo gatito es un acontecimiento especial y excitante para toda la familia…¡menos probablemente para tu gato adulto!
  • Cómo presentar a una nueva mascota | Hill's Pet

    Presentar a un nuevo gato o gatito al gato o perro que ya vive en su casa puede llegar a ser un reto. Usted quiere que todos ellos se lleven bien y den la bienvenida al nuevo felino en su casa, pero ésto rara vez resulta fácil - aunque la razón para tener otro gato sea la de darle compañía al gato que ya tiene.
  • Llevar a tu gatito a casa | Hill's Pet

    A todo el mundo se le cae la baba cuando ve a un gatito. Pero tienes que tener claro que esa preciosa bola de pelo va a necesitar que la cuides durante toda su vida.
  • Adoptar un gato adulto | Hill's Pet

    Una de las ventajas que tiene adoptar a un gato adulto es que sabrás de antemano y con seguridad cuál es su carácter. Un gatito puede comportarse de una manera cuando es más joven y cambiar significativamente (¡y no siempre para mejor!) cuando madura.