Tratar con un gato melindroso para comer

Si tu gato es un comedor exigente, no te preocupes, los gatos tienen la reputación de ser extremadamente melindrosos. De hecho, esta conducta por lo general es aprendida y no genética.

Puedes pensar que tu gato quiere o necesita variedad en su dieta pero en realidad, estará feliz de comer el mismo alimento todos los días de su vida siempre que sea un alimento nutritivo.

 

Despacio, despacio

Lo que puede parecer un gato melindroso para comer puede ser simplemente que se está tomando su tiempo. A muchos gatos les gusta comer un poquito con frecuencia y prefieren un bocado a cada rato. Que no se coma todo el alimento de una sola vez no quiere decir que el alimento no le guste.

 

Mi gato no está comiendo suficiente

Tu gato puede estar evitando su alimento porque está obteniendo bocadillos en algún otro lugar. Si le das muchos premios o le das las sobras de la mesa, debes dejar de hacerlo. Tu gato se quejará durante algún tiempo pero eventualmente entenderá que el único alimento que obtendrá será el de su tazón de comida.

Si has intentado darle a tu gatito alimentos diferentes para ver cuál prefiere, encontrarás que para cuando crezca, le has dado la impresión que eso siempre será así. Si abres varias latas de alimento y tratas de persuadir a tu gato para que coma algo en cada comida, el gato ya te tiene entrenado.

 

Ésta es una manera muy eficaz de entrenar a tu gato para que coma solamente lo que tú quieres que coma:

·         Ponle el alimento que quieres que coma durante media hora.

·         Si no lo come, guárdalo.

·         Repite hasta que coma.

 

Después de un día o dos de esto, tu gato empezará a aullar por bocadillos extra. No se los des. Tu gato no está muriendo de hambre, está usando sus encantos para salirse con la suya. Quizá tengas que soportar un par de semanas con sus quejas, pero este tratamiento acabará rápidamente con hábitos melindrosos.

 

Cambiar a un alimento nuevo

Si estás cambiando el alimento de tu gato, debes hacerlo gradualmente. Empieza por mezclar un poco del alimento nuevo con su alimento regular, incrementando gradualmente la cantidad hasta darle solamente el alimento nuevo.

Cuándo llamar al veterinario

Si tu gato se vuelve de repente muy melindroso sin haber dado antes muestras de esta conducta, o parece estar bajando de peso, debes hablar con el veterinario. En ocasiones una conducta de este tipo puede ser causada por una razón médica subyacente como un problema dental, molestias digestivas o bolas de pelo.

Artículos relacionados con cuidados a las mascotas