10 tips para prepararte al adoptar un perro

Adoptar un perro puede ser abrumador si no sabes cómo empezar, ¡pero traer un cachorro a casa también es divertido y emocionante! Este acontecimiento importante es el primer momento para establecer una relación entre muchos que tendrás con tu nuevo amigo peludo. Para ayudar a suavizar ese estrés, a continuación tenemos diez cosas que puedes hacer para asegurar una transición sencilla para todos.

 

1. Reúne sus provisiones

Consigue todo lo que necesitarás para hacerlo sentir seguro y cómodo antes de traerlo a casa. Además de lo básico – un collar y correa, así como platos para alimento y agua – también necesitarás una cama para perro, puerta para mascotas, juguetes, premios y artículos para su limpieza. También es buena idea tener algunos cojinetes de entrenamiento y limpiador enzimático a la mano para los accidentes durante la etapa de entrenamiento en casa.

 

2. Prepara tu casa

De manera similar a cuando llevas a un bebé, es buena idea preparar tu espacio antes de que el cachorro llegue a casa. Revisa la casa y guarda los artículos que pudieran ser peligrosos para cachorros muy pequeños o curiosos, y quita aquellas cosas que no quieres que muerda.

También debes preparar al resto de la familia: Discutan qué miembros de la familia se encargarán de la alimentación, paseo y entrenamiento. Si tienen otros animales que ya viven en casa, revisen que tengan sus vacunas al día por seguridad de todos. Y si tienen gatos, deben designar una zona libre de perro a donde se puedan retirar, ofreciéndoles una manera de aclimatarse a la excitación del recién llegado, a su propio ritmo. Esto puede parecer excesivo para algunas personas, pero esta preparación ayudará a mantener al cachorro a salvo y facilita el proceso de transición para todos.

 

3. Asigna un espacio seguro para él

Así como lo harías para las mascotas ya existentes, asigna un espacio privado para el nuevo. Algunos dueños de mascotas tienen aversión a las jaulas transportadoras, pero Best Friends asegura que en realidad los perros las ven como su habitación propia para descansar, como una cueva. También funcionan como un lugar donde sentirse seguros mientras se ajustan. Si prefieres no usar una jaula, por supuesto, utiliza una puerta para mascotas para bloquear una habitación exclusiva para él. Puedes visitarlo ahí para ayudar en el proceso de integración, pero mantiene fuera a los niños y otras mascotas por el momento.

 

4. Planea cómo (y cuándo) traerlo a casa

Si es posible, tómate unos días libres del trabajo o planea recoger a tu perro durante el fin de semana cuando tienes tiempo libre. Pero no lo recojas al inicio de una vacación larga; si se acostumbre a que estés en casa constantemente, puede desarrollar ansiedad por separación cuando regreses a trabajar. Pide a alguien que te lleve cuando lo recojas, o que te acompañe alguien para que lo consuele mientras manejas. No olvides llevar su collar y correa, y tráelo directo a casa sin hacer paradas de distracción.

 

5. Muéstrale la casa

Mantenlo en la correa mientras permites que explore y olfatee el interior. Muéstrale su alimento, cama, juguetes y hazle saber sus límites con comandos cortos pero firmes como “no” o “déjalo”.

 

6. Exploren el patio con la correa

Los perros adoptados deben tener suficiente tiempo y espacio para olfatear su nuevo ambiente. Si tienes un espacio asignado para orinar en el patio, llévalo a él y prémialo con una golosina cuando lo use exitosamente.

 

7. Presenta a la familia

La Animal Rescue League of Boston recomienda presentar a los miembros de la familia y otros perros uno a la vez para que conozcan al nuevo can. Mantén a los otros perros en su correa y supervisa sus interacciones, manteniendo en mente que una presentación demasiado forzada puede causar que se vuelvan territoriales con el recién llegado. Evita que los niños (y otros familiares) besen o abracen al perro (por adorable que sea), pueden ser libres de hacerse amigos con un olfateo y un premio.

 

8. Cambia el alimento de tu perro lentamente

Si se puede, incorpora un poco del alimento que le daban en el albergue o criador y cambia gradualmente el alimento de tu perro a la marca que pretendes darle regularmente para evitar problemas digestivos debidos a un cambio repentino.

 

9. Empieza el entrenamiento de inmediato

Incluso los perros adultos que cambiaron de casa recientemente requerirán un poco de entrenamiento en casa. Si planeas entrenar a tu perro con una jaula, preséntasela de inmediato, y practica dejándolo en ella – con un juguete- durante periodos de tiempo cortos mientras sales de casa para permitir que se aclimate. ¿Te interesa el entrenamiento de obediencia formal? De todos modos conviene empezar a trabajar con él estableciendo las reglas desde el día uno.

 

10. Haz que lo revise un veterinario

En la primera semana de haberlo traído a casa, debes visitar a un veterinario para una revisión de salud y para asegurar que tenga todas sus vacunas.

 

Adoptar un perro en una gran transición para ambos, el perro y la familia. Cubrir estos aspectos básicos ayudará a tu perro a sentirse seguro en su nuevo entorno y será más fácil integrarte con tu nuevo amigo de nariz húmeda.


Biografía del colaborador
Jean Marie Bauhaus

Jean Marie Bauhaus es una autora de ficción así como escritora y editora freelance que vive en Tulsa, Oklahoma. Con frecuencia escribe sobre mascotas y salud de las mascotas desde su oficina en casa donde la asisten un grupo de bebés peludos.

Artículos relacionados con cuidados a las mascotas