Cómo encontrar el mejor alimento para cachorros para tu perro

No hay nada que quieras más que mantener a tu cachorro sano durante los importantes meses de formación de su energética vida. Pero para preparar el escenario para una adultez larga y feliz, es importante elegir el mejor alimento para cachorros para su desarrollo. Quieres comidas nutritivas formuladas especialmente para perros jóvenes. Y si consideras lo que le estás dando ahorita, puedes evitar problemas de salud como la obesidad, desarrollo pobre de músculos y huesos o una mala respuesta inmunológica en el futuro.

 

Esto es lo que debes tener en mente cuando buscas el producto correcto para tu cachorro.

Investigación

El mejor alimento para cachorros está comprometido con ingredientes de alta calidad formulados con un balance preciso de nutrientes que satisfacen las necesidades de un cachorro en crecimiento. Y la marca de alimento que elijas debe cuidar lo que hay dentro del alimento de tu perro en esta etapa temprana tan crítica de su desarrollo. Busca productos alimenticios para cachorros creados por expertos como veterinarios, nutriólogos, y/o científicos de los alimentos para ayudar a crear un alimento para cachorros que sea nutricionalmente balanceado y que tu perro tenga una vida larga y feliz. La información nutricional en cada etiqueta de alimento para cachorros deberá ser siempre el paso siguiente en tu búsqueda.

Ingredientes y nutrición

Para satisfacer ciertos puntos de control durante el crecimiento y desarrollo, los cachorros requieren un alimento que les proporcione todos los nutrientes que los cachorros en crecimiento necesitan, incluyendo calcio y proteína. El alimento para cachorros con la cantidad correcta de calcio les ayuda con un crecimiento controlado de los huesos, asegurando que sus huesos, músculos y articulaciones se desarrollen adecuadamente hacia la vida adulta. La proteína también les ayuda con un crecimiento fuerte y el desarrollo de músculos magros, así que busca alimentos con proteínas como pollo, cordero, salmón, maíz, trigo o cebada en la etiqueta para asegurar que tu cachorro esté obteniendo lo que necesita. A menudo también verás en las etiquetas de alimentos para cachorros, vitaminas C y E que ayudan a desarrollar un sistema inmunológico fuerte, mientras que fuentes de fibra como la linaza, los granos enteros y el ácido fólico le ayudan a digerir estos importantes nutrientes.

El tamaño importa

Three golden doodle puppies sitting on a white fluffy pillow on a wicker chair.

Quizá trajiste a casa un cachorro de Dachshund, cuyas patas diminutas son apenas tan largas como tu dedo meñique. O quizá elegiste un cachorro Golden Retriever cuyas largas (y en ocasiones torpes) patas son indicativas del tamaño que tendrá. Claramente, el tamaño de tu perro es una consideración cuando se elige un alimento. Es por ello que la mayoría de los alimentos para cachorros, incluyendo Hill’s® Science Diet®, tienen diferentes opciones para razas grandes y pequeñas o miniatura. Estos alimentos no solamente satisfacen las necesidades de cada tamaño de boca, sino que están formulados para asegurar el correcto crecimiento de los huesos, masa muscular y producción de energía de acuerdo al tamaño de tu perro.

Tiempos de alimentación

Pudieras sentirte tentado a dejar el alimento afuera para tu perro en crecimiento y con mucha energía pudiera comer cuando quisiera. Pero no lo hagas. Hacerlo puede llevar al desarrollo de malos hábitos, como comer de más y los problemas de salud que le acompañan como obesidad y desarrollo de los huesos. Como regla general, un cachorro joven debe ser alimentado tres veces al día para seguirle el ritmo a su estilo de vida muy energético. Para cuando tu perro alcance los seis meses de edad, puedes reducir el número de veces que lo alimentas a dos por día.

Qué evitar

Aunque algunos ingredientes indeseados pudieran causar a tu perro un dolor de estómago, otros ingredientes pudieran ser abiertamente peligrosos para tu cachorro. Fíjate bien si tienen xylitol, un endulzante que puede ser bastante tóxico para los perros. También, como en los perros adultos, evita dar a tu cachorro sobras de la mesa. Algunos alimentos que son parte de nuestros bocadillos y comidas diarias como las cebollas y las uvas, pueden ser peligrosas para él. Si tienes preguntas sobre lo que debes dar a tu cachorro, pide consejo a tu veterinario.

 

Tú amas a tu dulce cachorro, y él lo sabe. Después de todo, lo demuestras cada vez que juegas con él, lo llenas de afecto y lo alimentas con croquetas de alta calidad que le ayudarán a estar sano y mantenerse en forma ahora y por los años siguientes.

Biografía del colaborador

$authorImageAlt

Kara Murphy

Kara Murphy es una escritora freelance en Erie, Pa. 

 

Artículos relacionados con cuidados a las mascotas