Como las personas, los perros a menudo experimentan fallas de visión a medida que se hacen mayores – por lo que necesitan un “lazarillo” como nosotros. Cuidar a un perro que está perdiendo la visión (o que ya se ha quedado ciego) puede ofrecer una serie de retos especiales para el resto de la familia. Pero la pérdida de la visión ciertamente no significa una calidad de vida pobre, especialmente para los dueños de mascotas que están deseosos de ajustar los cuidados para su can minusválido.

 

Causas comunes

Los perros pueden perder la vista por una variedad de razones, desde enfermedades hasta la edad avanzada. Algunas de las razones más comunes de la ceguera en los perros son cataratas, glaucoma, atrofia progresiva de la retina y degeneración repentina adquirida de retina, también conocida como DRAR, que causa una ceguera bastante repentina. Los Dachshund, Schnauzer miniatura y perros mestizos están en un riesgo por arriba del promedio para estas enfermedades, de acuerdo a investigaciones reportadas por PetMD. Mientras que las cataratas son más comunes en los Poodle miniatura, Cocker Spaniel, Schnauzer miniatura, Golden Retriever, Boston Terrier y Siberian Husky.

 

Beta caroteno

La buena nutrición es vital para la salud de tu perro y puede ayudar a mantener sana su visión en algunos casos, aunque la DRAR y otras condiciones que afectan la visión no tienen tratamiento o protocolo de prevención.

 

Pero el beta-caroteno puede ayudar a la vista de tu perro. Según Pet360 varios alimentos que son sanos para ustedes dos, como las zanahorias y el melón chino, son conocidos por fortalecer la visión del perro y reducir las probabilidades de cataratas. Busca alimentos para perro que tengan beta caroteno en su lista de ingredientes – Hill’s® Science Diet®, por ejemplo.

 

Los cuidados veterinarios necesarios variarán dependiendo de lo que está causando la ceguera de tu perro. Junto con el beta-caroteno, tu veterinario puede sugerir consultar un oftalmólogo veterinario, que puede ser más costoso que los cuidados de rutina. Cuando busques este especialista, un buen lugar para comenzar es un directorio en línea provisto por la organización de oftalmólogos veterinarios profesionales de tu país, como el American College of Veterinary Ophthalmologist (ACVO).

 

Vivir con un perro ciego

Muchas organizaciones voluntarias se dedican a ayudar a perros ciegos y de visión deficiente, adoptándolos de los albergues. Si tienes un perro ciego o con deficiencia visual, puedes acercarte a alguna de estas organizaciones de voluntarios en busca de consejo. A continuación tenemos algunos consejos para empezar:

 

·         Coloca placas o campanillas que tintineen o hagan ruido en los otros animales de la casa – y considera usar uno tú mismo –                para que tu perro ciego sepa dónde está su compañero.

·         Enseña a tu perro comandos como “cuidado”, como aconseja la organización sin fines de lucro Best Friends, para hacerlo                      saber que se acerca a un obstáculo. Considera enseñarle también “escalón” para enseñarle cuando hay un escalón frente a él.

·         Baja al nivel de tu perro para buscar cosas por la casa que pudieran lastimarlo. Esquinas filosas de las mesas, por ejemplo, lo                pueden lastimar si se acerca demasiado rápido.

·         Ayuda a organizar una rutina para él; esto puede incluir el viaje de su cama a su alimento, la puerta de atrás y su sitio favorito            para dormir la siesta. Mantén estas rutas libres de cualquier obstáculo para facilitar que se mueva por ellas. Cuando lo saques,            puede ser necesario mantenerlo con la correa puesta y guiarlo a sus lugares favoritos para orinar. Después de un tiempo, sus              otros sentidos se fortalecerán y le ayudarán a hacer esta rutina por sí mismo.

·         Ayúdale a mantenerse activo. Simplemente porque tiene deficiencias de visión no significa que no puede divertirse y jugar.                Como un lazarillo lo haría para una persona que no ve, tú puedes guiar a tu perro con una correa. Asegúrate de usar una                      correa corta para que puedas dirigirlo mejor hacia dónde ir. También es bueno dejarlo olfatear y moverse por su entorno por              medio del olfato. Es un pequeño gesto, pero seguro lo agradecerá. También puedes ayudarle a jugar. Encuentra un sitio                        abierto y seguro para que pueda correr como un patio trasero y juega a lanzar cosas para que atrape usando juguetes que                  produzcan algún sonido. Por medio de su sentido del olfato y del oído, eventualmente podrá rastrear el juguete y cuando lo                llames para que lo traiga de vuelta, usará esos mismos sentidos para volver a ti.

 

No hay duda que el cuidado de la ceguera en los perros tomará un poco de esfuerzo. Pero con amor y tiempo, ambos se ajustarán a esta condición natural. Solamente porque tu perro no pueda ver como solía hacerlo, no significa que su calidad de vida se vea afectada. Continúa demostrándole el mismo amor y afecto que siempre le has brindado y él te regresará el favor.

Biografía del colaborador

Kara Murphy
Kara Murphy es una escritora freelance que vive en Erie, Pennsylvania con su gata Olive.

Artículos relacionados con cuidados a las mascotas

  • Viajar con tu perro | Hill's Pet

    Viajar con tu perro puede ser una experiencia gratificante y divertida si haces los preparativos adecuados. Sin embargo, un viaje mal planificado puede acabar siendo un mal trago tanto para tu perro como para ti.
  • Claves para ayudar a tu perro durante el proceso de envejecimiento | Hill's Pet

    Una de las tristes realidades de ser el dueño de un perro es que probablemente tu perro llegará a la vejez antes que tú. Los perros cuando envejecen necesitan un poco más de atención pero pueden seguir teniendo una vida sana, disfrutable y gratificante en sus años finales.
  • Los beneficios de esterilizar a tu perro | Hill's Pet

    La esterilización (también llamada castración) es una práctica frecuente en muchos lugares y muchos expertos la consideran una acción responsable por parte de aquellos propietarios que no tienen intención de hacer criar a sus perros.
  • Llevar a su perro al veterinario | Hill's Pet

    Una visita al veterinario puede ser una experiencia estresante para su perro. Sin embargo, hay algunas cosas que puede hacer para asegurar que la visita a la clínica veterinaria le resulte confortable.
  • Cómo asear y bañar a tu perro | Hill's Pet

    Es una situación muy habitual: has sacado a tu perro a pasear, se ha revolcado por el suelo y vuelve tan sucio que, aunque no le gusta mucho el agua, no tienes más remedio que bañarlo.
  • Cómo combatir las pulgas | Hil's Pet

    Pocas cosas resultan más molestas e irritantes para el dueño de un perro que las pulgas. Sus picaduras resultan dolorosas y en algunos casos pueden transmitir enfermedades.