Salud digestiva para gatos

¿Qué son los trastornos gastrointestinales y digestivos en los gatos?

 

Un trastorno digestivo (trastorno gastrointestinal) es cualquier condición que impide una digestión adecuada o altera el ritmo en el que el alimento pasa por el tracto digestivo. Los trastornos digestivos son una de las razones más comunes de consulta en la clínica veterinaria.

Los trastornos digestivos pueden ser causa de deshidratación, desnutrición u otros problemas de salud serios, de modo que es importante reconocer los signos y consultar al veterinario.

 

¿Cuáles son los tipos y causas de trastornos digestivos en gatos?

 

Existen muchos diferentes tipos de trastornos digestivos. Las causas de los trastornos digestivos van desde comer algo diferente o no adecuado para el gato hasta la inflamación de los órganos gastrointestinales, intolerancias o sensibilidades al alimento, infecciones o falta de enzimas digestivas. Algunas razas de gatos como los Esfinge, Rex y Ragdoll, son más propensos a problemas digestivos particulares. Su veterinario puede hacer pruebas para determinar la causa exacta del problema GI de su gato.

 

Las condiciones comúnmente más diagnosticadas son:

 

Gastroenteritis aguda

Inflamación del tracto digestivo, generalmente a corto plazo. Las causas pueden incluir comer alimento rancio o echado a perder, tragar objetos extraños, comer plantas exóticas, parásitos internos, estrés, alergias alimentarias y algunas condiciones de enfermedad.

Colitis

Más común en los gatos menores de 5 años, la colitis causa inflamación del intestino grueso que resulta en un paso frecuente y doloroso de las heces. Si su gato tiene colitis, las heces pueden contener moco y sangre. Con frecuencia, la colitis es causada por tumores o pólipos, cambios de alimento, alergias (incluyendo al alimento), tragar objetos extraños y algunas otras enfermedades.

Diarrea

Causada por infecciones, parásitos internos, estrés, cambios en el alimento para gatos, sobras de la mesa o golosinas, comer alimento descompuesto de la basura y disfunción orgánica.

 

Constipación

Generalmente causada por deshidratación, insuficiente ingesta de fibra, ingesta de pelo u otros objetos extraños, envejecimiento, tumores, traumatismos o fracturas, enfermedades de columna, trastornos de los nervios del intestino grueso, trastornos metabólicos o endócrinos y debilidad, así como falta de ejercicio.

 

Pancreatitis

Inflamación o infección del páncreas (una glándula alargada y afilada ubicada detrás del estómago). El origen a menudo se desconoce. Las causas potenciales son una disminución en el flujo de la sangre (debida a deshidratación u otros procesos de enfermedad) infecciones, enfermedad o traumatismo.

Síndrome del intestino irritable

Comúnmente asociado con inflamación y molestias en el intestino de un gato, pero típicamente no está directamente asociado con alguna enfermedad gastrointestinal. Se sospecha que algunas causas incluyen intolerancia al alimento y la habilidad del alimento del gato para pasar a través del tracto gastrointestinal. La ansiedad mental también puede ser un factor que contribuya a esta condición.

Insuficiencia pancreática exocrina

Esta condición se caracteriza por pérdida de peso, incremento del apetito y una gran cantidad de heces blandas. La pancreatitis crónica es la causa más común.

Malabsorción del intestino delgado

La inflamación del intestino delgado deteriora la absorción de nutrientes que resulta en diarrea persistente, pérdida de peso y apetito del gato.

 

 

 

 

 

¿Tiene mi gato un trastorno gastrointestinal o digestivo?

 

 

Los signos más comunes de problemas estomacales o trastornos digestivos en los gatos son las heces blandas o diarrea. También pudiera notar algunos de los siguientes signos en su gato.

  • Vómito
  • Regurgitación
  • Flatulencia
  • Debilidad
  • Diarrea/constipación

Los trastornos digestivos crónicos pueden ser un problema debilitante para muchos gatos y requieren de hacer pruebas y un diagnóstico minucioso por parte de su veterinario.

IMPORTANTE: Si su gato tiene diarrea o está vomitando, puede deshidratarse severamente. Consulte a su veterinario si nota alguno de estos signos.

 

La nutrición puede ayudar

 

El alimento digestivo para gatos adecuado puede ayudar a aliviar problemas estomacales, resolviendo la diarrea y mejorando la digestión. Si su gato muestra signos de trastornos digestivos pregunte a su veterinario si aconseja cambiar el alimento de su gato.

anchor

Cuidando a su gato

ARTÍCULOS Y HERRAMIENTAS

Centro de cuidados para mascotas