¿Mi perro tiene una alergia a alimentos?

Published by
Minutos de Lectura

Muchos alimentos para perros en el mercado afirman que son buenos para las alergias, pero ¿qué tan ciertas son estas afirmaciones? ¿Qué tan comunes son las alergias a los alimentos en perros? ¿Los alimentos hipoalergénicos son buenos para tu perro? Para conocer la verdad sobre las alergias a los alimentos en perros y lo que realmente significa el alimento hipoalergénico para perros, sigue leyendo.

¿El alimento de los perros es la causa de las alergias?

Aunque la gente a menudo se apresura a culpar de los problemas de la piel de los perros a lo que comen, la verdad, de acuerdo con el Centro Veterinario Cummings de la Universidad Tufts, es que las alergias a alimentos no son tan comunes en los perros. Las causas más comunes de alergias en las mascotas son ambientales, incluyendo a las pulgas, los ácaros, el césped, el polen y otras causas ambientales. Si las alergias de tu cachorro tienden a aliviarse durante el invierno o empeoran durante la temporada de pulgas, lo más probable es que sus alergias sean ambientales. Pero dado que las alergias a los alimentos pueden causar problemas en la piel y los oídos similares a los causados por las alergias ambientales, debe ser tu veterinario quien te ayude a descartar con certeza otros tipos de alergias antes de determinar si la culpa es del alimento de tu perro.

Alergias a alimentos vs. intolerancia a alimentos

Hand of woman holding a bowl with food for dog waiting for mealTambién es importante señalar la diferencia entre una alergia y una intolerancia. Si tu perro no puede tolerar un cierto tipo de alimento, como la lactosa, significa que le falta la enzima digestiva necesaria para digerir correctamente ese alimento, lo que puede causarle problemas gastrointestinales como vómito y diarrea. Una alergia, por otra parte, es una respuesta inmunitaria. Cuando tu perro entra en contacto con algo a lo que es alérgico, su sistema inmunitario se acelera y ataca al alérgeno, causando problemas en la piel, comezón o caída del pelo. Si tu perro sufre de una intolerancia y no de una alergia a alimentos, entonces es poco probable que el alimento hipoalergénico le ayude. Recomendamos que consultes a tu veterinario para obtener la mejor solución posible para tu mascota.

¿Qué causa las alergias a alimentos?

De acuerdo con Experto Animal: "La alergia es una reacción inadecuada y exagerada del sistema inmunológico ante una sustancia que normalmente no causa daño... Suelen hacerse evidentes en la piel o a través de trastornos digestivos". Una vez que se desencadena una respuesta inmunitaria, esta aumenta cada vez que ese tipo de proteína entra al organismo, lo que significa que la alergia de tu perro puede empeorar cada vez que coma ese alimento en particular.

Alérgenos comunes en la comida de perro

Los alimentos que con más frecuencia desencadenan una respuesta alérgica en los perros son las proteínas animales, como el pollo, la carne de res, los lácteos y los huevos, de acuerdo con Tufts. El cordero, el cerdo y el pescado tienen menos probabilidades de causar alergias, aunque es posible. Si bien algunos perros han presentado alergias al trigo y el maíz, son mucho más raros de lo que indicaría el sentido común. Los casos de alergias a otros granos, como avena o arroz, son muy raros o inexistentes.

Diagnóstico de las alergias a alimentos en perros

French bulldog eating food out of blue dog food bowl.Desafortunadamente, no hay maneras confiables de examinar a tu perro para detectar alergias a alimentos. La única manera de determinar a cuáles alimentos es alérgico tu perro es un proceso de eliminación. Generalmente tu veterinario recetará una comida para perros especial, con ingredientes limitados, que contiene tipos de carnes y carbohidratos que no están presentes en la comida normal de tu perro para ver cómo le sienta. Si los síntomas de tu perro desaparecen con esta dieta especial, después de un tiempo tu veterinario puede recomendarte que vuelvas a su alimento anterior para ver si regresan los síntomas de la alergia. De ser así, confirmarás que se trata de una alergia al alimento.

El siguiente paso es identificar el ingrediente específico que causa la reacción alérgica de tu perro. Para ello es necesario cambiar de nuevo al alimento con ingredientes limitados. Una vez que los síntomas de tu perro desaparezcan, tu veterinario puede pedirte que añadas ingredientes de su alimento anterior a sus comidas actuales uno por uno, y controles los resultados para identificar cuáles ingredientes desencadenan una reacción alérgica.

Durante este proceso de eliminación, es de extrema importancia que solamente le des a tu perro la comida recetada. El motivo más frecuente del fracaso al detectar alergias en pruebas de eliminación es el sabotaje en el hogar. Este consiste en darle a tu perro comida que no fue recomendada directamente por el veterinario, como premios, sobras de tu comida, otros alimentos para perro, etc. Durante estas pruebas, los perros no pueden comer ninguna de esas cosas para que la prueba sirva para diagnosticar la alergia. Para ponerlo en perspectiva, un ser humano que sea alérgico a las nueces no puede comer ni un solo cacahuate. Lo mismo ocurre con tu perro. Para determinar con certeza la causa de las alergias a alimentos de tu mascota (si las tiene), debes ser tan estricto como sea posible, y esto incluye a todos los miembros del hogar. Es difícil cuando tu cachorro se sienta a verte con grandes ojos tristes, pero vale la pena si puedes determinar la existencia de una alergia. Estas pruebas de eliminación normalmente toman unas 12 semanas, y después de ellas tu veterinario confirmará que tu perro no presente ninguno de los síntomas de alergia previos.

Auto diagnóstico

Si crees que tu perro está sufriendo alergias de cualquier tipo, ya sean a alimentos o ambientales, es importante que consultes a tu veterinario para que te ayude a diagnosticar a tu cachorro. El autodiagnóstico puede ser inútil, e incluso peligroso en algunos casos. Dado que las alergias a los alimentos y las ambientales presentan algunos de los mismos signos, es difícil saber cuál es el motivo sin hacer las pruebas adecuadas. A diferencia de los humanos, las pruebas de alergias en los perros son mucho menos confiables, y es por eso que tu veterinario probablemente te dará instrucciones específicas sobre a qué exponer a tu perro y cómo monitorear su salud con el paso del tiempo para determinar la causa específica de sus problemas de salud.

Quizá sientas la tentación de hacer una dieta de ingredientes limitados por ti mismo. Esto tampoco se recomienda por un par de razones. La primera es la diferencia entre la intolerancia y las alergias. Sin hacer las pruebas apropiadas, es difícil saber la causa real. La segunda razón por la que las dietas de ingredientes limitados no siempre funcionan para el autodiagnóstico del trastorno de un perro es que incluso las comidas con ingredientes limitados pueden estar contaminadas con alérgenos. Por ejemplo, si sospechas que tu perro es alérgico al pollo y lo cambias a comidas con cordero o venado, quizá empiece a sentirse mejor, pero dado que muchas compañías de alimentos usan la misma maquinaria para hacer su comida de perro con pollo y su comida de perro con cordero, existe la posibilidad de que algunos alérgenos del pollo se transfieran a la comida con cordero. Como se mencionó antes, cualquier introducción de un alérgeno, incluso en cantidades pequeñas, puede afectar a tu perro. Por eso es mejor seguir estrictamente las instrucciones de tu veterinario al investigar alergias.

Alimento para perros hipoalergénico

En caso de determinar que tu perro tiene alergias a alimentos, tu veterinario puede recomendarte alimentos y premios hipoalergénicos. Es necesario tomar precauciones especiales con este tipo de alimentos para evitar la contaminación cruzada. El alimento para perros hipoalergénico también puede ser hidrolizado, lo que significa que se le aplica un proceso para descomponer las proteínas a nivel molecular, volviéndolas demasiado pequeñas para que el organismo del perro las reconozca como sustancias alérgenas. Generalmente estos alimentos son recetados, así que tendrás que hablar con tu veterinario sobre esta opción para tu perro.

Si bien algunas compañías venden alimentos sin receta que aseguran que son buenos para las alergias, y algunos de hecho pueden contener suplementos que ayuden a controlar las alergias ambientales, estos alimentos no son ideales para el tratamiento de las alergias a los alimentos. Al igual que con los alimentos con ingredientes limitados, nada te garantiza que tu perro no se volverá alérgico a ellos en el futuro. Además, estos alimentos están menos regulados que los alimentos para perros recetados, por lo que podrían contener algún contaminante y desencadenar una respuesta alérgica. También es recomendable sospechar de las promesas hipoalergénicas de alimentos para perros sin granos vendidos sin receta. Recuerda, es más probable que un perro sea alérgico a las proteínas animales que a los granos.

Las alergias a los alimentos en perros son complicadas. Afortunadamente, también son el tipo de alergia menos común en los perros. Si tu perro muestra signos de alergias, habla con tu veterinario antes de hacer cambios en sus alimentos. Incluso si resulta que tu perro tiene una alergia a alimentos, cambiar su comida sin la supervisión de un veterinario podría hacerla más difícil de diagnosticar.

Articulos relacionados

Productos Relacionados