¿Qué es la enfermedad renal en gatos?

 

Los riñones de su gato juegan un papel vital en mantener su salud. Le ayudan a controlar la presión sanguínea, regular el flujo sanguíneo, producir importantes hormonas, enzimas y glóbulos rojos, así como a remover los desechos metabólicos de la sangre. Si los riñones no son capaces de hacer su trabajo adecuadamente, esto puede llevar a problemas importantes y peligrosos para la vida, como la falla renal.

 

El diagnóstico temprano es clave

Es importante descubrir la enfermedad renal crónica (ERC) antes de que los síntomas se hagan evidentes, esto se debe a que típicamente los signos no aparecen sino hasta que se ha perdido el 75 por ciento de la función renal. Cerciórese de que su gato tenga revisiones regulares. Cuanto más temprano se diagnostique la enfermedad renal, más tiempo tendrá para tratar la causa subyacente o para retardar la progresión de la enfermedad.

Las probabilidades de que un gato desarrolle problemas renales se duplican entre los 10 y 15 años de edad. Es por ello que se recomienda que todos los gatos de 7 años o más sean sometidos a una "revisión de adulto mayor" durante su chequeo anual para determinar si tienen problemas renales.


Causas comunes de la falla renal en gatos

 

 

La falla renal o falla de los riñones es una de las principales causas de enfermedades severas en los gatos, especialmente en los mayores. Existen dos categorías de falla renal en gatos: la falla renal aguda y la falla renal crónica. Los signos de la falla renal aguda por lo general se manifiestan durante una semana o mes, mientras que la falla renal crónica está presente por un periodo más largo. El riesgo para falla renal es mayor en ciertas razas como los Persa o Angora, pero la enfermedad es por lo general adquirida.

Las causas potenciales de la falla renal en gatos incluyen:

  • Disminución del flujo de sangre u orina en los riñones
  • Alta presión sanguínea
  • Cáncer
  • Obstrucciones como piedras renales
  • Ingesta de substancias tóxicas como anticongelante, pesticidas, medicamentos y químicos para limpieza
  • Enfermedad dental avanzada
  • Algunas razas de pelo largo (como los Persa y Angora) tienen predisposición genética a la enfermedad
  • Edad superior a los 7 años
  • Los alimentos altos en fósforo o con niveles incrementados de proteína pueden acelerar la progresión de la enfermedad
  • Los gatos de exteriores tienen mayor riesgo de problemas agudos por su mayor exposición potencial a toxinas

 

Signos de falla renal en los gatos

 

 

Los signos comunes de falla renal en los gatos pueden ser difíciles de detectar por su similitud con otros trastornos como diabetes e hipertiroidismo. Desafortunadamente, la falla renal en gatos es una enfermedad progresiva, y los signos pueden no ser evidentes durante mucho tiempo. Si nota cualquiera de estos signos, consulte a su veterinario.

  • Disminución del apetito
  • Incremento de la sed
  • Micción frecuente o falta de micción
  • Orina con sangre o turbia
  • Vómito
  • Pelaje con mal aspecto
  • Letargo y depresión
  • Pérdida de peso
  • Mal aliento
  • Boca adolorida o ulcerada
  • Diarrea o constipación
  • Incremento de sueño

La nutrición y la enfermedad renal

Si su gato tiene problemas renales, la nutrición correcta puede tener un impacto positivo en su vida e incluso prolongar su periodo de vida. Consulte a su veterinario para hablar sobre el mejor alimento para la salud renal de su gato.

Los alimentos especialmente formulados para gatos con problemas de falla renal pueden ser benéficos al contener menos proteína y fósforo que otros alimentos para mascotas. La restricción de fósforo puede disminuir la severidad de los síntomas y la progresión del daño renal, aunque disminuidas, las proteínas de alta calidad pueden ayudar a restaurar niveles ácido-base normales.

anchor

anchor

Cuidando a su gato

ARTÍCULOS Y HERRAMIENTAS

Centro de cuidados para mascotas