Agotamiento por calor en perros: Signos de que tu perro está sobrecalentado

Published by
Minutos de Lectura

El sobrecalentamiento en los perros no es algo que pueda tomarse a la ligera. Conforme el clima se vuelve más cálido, es importante estar alerta a cómo el calor afecta a tu cachorro. El agotamiento por calor en los perros puede desembocar en trastornos graves y potencialmente mortales como el golpe de calor y paro cardiaco. Para ayudar a mantener seguro y fresco a tu perro durante el verano, mantente alerta a estos signos de que se está sobrecalentando y cómo prevenirlo (una pista: un poco de agua hace maravillas para mantener fresco a tu cachorro).

Agotamiento y golpe de calor

A diferencia de las personas, los perros no sudan para eliminar el calor corporal excesivo. Aunque tu perro tiene unas cuantas glándulas sudoríparas en sus patas, estas no ayudan mucho a regular su temperatura corporal. En cambio, lo hace respirando rápido por la boca, lo que se conoce como jadeo. Pero a veces el jadeo no es suficiente para evitar que se sobrecaliente.

Los perros pueden sufrir de agotamiento por calor cuando su temperatura corporal se eleva por encima de su temperatura normal. Esta varía ligeramente de acuerdo con Experto Animal, generalmente se acepta que una temperatura mayor a 39.4 °C no es normal. Si la temperatura sigue aumentando y alcanza los 41 °C o más, tu cachorro está en la zona de peligro en sufrir un golpe de calor, durante el cual los órganos empiezan a dejar de funcionar y su corazón podría detenerse por completo.

Señales de advertencia

Afortunadamente, no es difícil notar las señales del sobrecalentamiento en los perros. El jadeo excesivo es el primer síntoma. Un perro con sobrecalentamiento peligroso de acuerdo con Experto Animal, puede perder el conocimiento o convulsionar, sufrir vómito o diarrea y también puede presentar un color azul o rojo brillante en las encías o la lengua. Es mejor identificar el problema antes de que llegue a esos extremos para intervenir y evitar el sobrecalentamiento serio. Los signos tempranos son más sutiles; podría ser algo tan simple como que tu perro responda menos de lo normal a las órdenes. Cuando lo llamas por su nombre, en vez de voltear a verte podría alejarse. Si tienes la más mínima duda, saca a tu perro del calor. El sitio CaminoConMiPerro.com explica que los signos de un posible golpe de calor incluyen salivación excesiva, frecuencia cardiaca acelerada, mareo o falta de coordinación, tambaleos, fiebre, letargo y pérdida del conocimiento.

Factores de riesgo

overweight pug panting

Si bien todos los perros están en riesgo de sobrecalentarse cuando las condiciones no son las adecuadas, algunas razas están más propensas a ello. Por ejemplo, los perros con pelaje grueso o pelo largo, los perros muy jóvenes o muy viejos, y las razas braquicéfalas –las que tienen hocicos cortos y rostros planos, como shih tzus, pugs, boxers , y bulldogs. Los perros con sobrepeso y los que sufren afecciones que causan dificultad para respirar o problemas cardiacos son especialmente susceptibles.

Los perros extremadamente activos y las razas de trabajo o de cacería (como los pastores, cobradores y spaniels) también tienen un mayor riesgo, especialmente durante los meses de calor. Debes tener cuidado de que no se esfuercen demasiado, así que asegúrate de que se tomen muchos descansos en la sombra y de que se mantengan siempre bien hidratados.

Los factores ambientales también pueden poner en peligro a un perro. No sólo debes estar al pendiente de las altas temperaturas, sino también de la humedad alta, que puede aumentar el riesgo de agotamiento por calor en los perros. Todos los perros están en más riesgo de sobrecalentarse si no cuentan con sombra adecuada u otro lugar fresco para relajarse en interiores. Y quienes dejan a sus perros en un automóvil caliente los exponen a un serio peligro de agotamiento por calor y golpe de calor.

¿Qué hacer si tu perro se sobrecalienta?

A la primera señal de sobrecalentamiento, debes actuar de inmediato para refrescar a tu perro. Mascotalia recomienda los siguientes pasos para tratar el agotamiento por calor en los perros:

Lleva a tu perro inmediatamente a un lugar más fresco, ya sea en interiores donde haya aire acondicionado o en la sombra con un ventilador.

Usa un termómetro rectal para medir su temperatura. El agotamiento por calor generalmente se presenta cuando la temperatura de un perro está entre 39.4 y 41 °C. Una temperatura superior a 41 °C lo pone en riesgo de golpe de calor. Si está en la zona de peligro, llama a tu veterinario.

Si estás cerca de un cuerpo de agua fresca como un lago o una piscina para niños, deja que tu perro se dé un chapuzón para refrescarse. De lo contrario, puedes usar toallas y trapos mojados para ayudarle. Coloca los trapos mojados en su cuello, axilas y entre sus patas traseras, también puedes mojarle con cuidado las orejas y las almohadillas de sus patas con agua fresca.

Si está consciente y dispuesto a beber, dale agua fresca y fría. Sin embargo no lo obligues a beber porque el agua podría terminar en sus pulmones. Si no puede o no quiere beber o si vomita el agua, mójale la lengua. No le des hielo porque su temperatura podría descender demasiado rápido y causarle shock.

Si aún no lo has hecho, llévalo al veterinario; de preferencia llama antes para que estén listos para actuar de inmediato en cuanto llegues.

¿Cómo evitar el agotamiento por calor en perros?

White spaniel dog swimming in lake water.

Por supuesto, la mejor cura es la prevención. Puedes ayudar a evitar que tu perro se sobrecaliente con algunas medidas básicas de seguridad. Algunas de ellas son limitar el ejercicio y la actividad en exteriores en días demasiado cálidos o húmedos, proporcionar muchos lugares con sombra y agua abundante cuando tu perro está al aire libre, y nunca, bajo ninguna circunstancia, dejar a tu mascota en un carro estacionado, ni siquiera en la sombra y con las ventanas abiertas. En días templados con temperaturas alrededor de los 24°C el interior de un carro estacionado puede llegar a los 49 grados en minutos, lo que lo convierte en un ambiente muy peligroso para tu perro, incluso por períodos breves.

Si tu perro tiene demasiada energía y necesita algún tipo de ejercicio para mantenerse tranquilo, llévalo a nadar o déjalo correr y jugar junto al aspersor antes de volver al interior. También puedes usar un chaleco refrigerante especial para mantenerlo fresco sin que se moje. Y si tu perro tiene pelo largo o un pelaje grueso, piensa en cortarle el pelo durante los meses cálidos, pero asegúrate de dejarle suficiente pelaje para proteger su piel del Sol.

Además, si llevas a tu perro a caminatas largas, quizá sea mejor hacerlo durante las horas más frescas del día, como muy temprano o al atardecer (recuerda que las aceras y el pavimento calientes pueden quemar sus patas). Recuerda llevar suficiente agua y dejarlo descansar de vez en cuando. Si corres con tu perro, asegúrate de no exagerar. Así como las temperaturas calientes te dificultan mantenerte hidratado al correr, lo mismo –y más—le pasa a tu cachorro.

Si vas a practicar la cacería o el excursionismo con tu perro o si tiene trabajo como pastorear ovejas o ganado, recuerda darle varios descansos en la sombra y asegúrate de que tenga suficiente agua fresca. Puedes mojarlo o ponerle un chaleco refrigerante mientras está activo y observarlo atentamente para detectar los primeros signos de sobrecalentamiento. Recuerda que los perros de trabajo tienden a concentrarse tanto en sus tareas que no se dan cuenta de que necesitan descansar y refrescarse. Te toca a ti vigilar a tu perro y asegurarte de que se toma los descansos que necesita para mantenerse sano.

Por último, no olvides preparar un plan para mantener fresco a tu perro en caso de que ocurra un corte de electricidad y te quedes sin aire acondicionado. Tan incómoda como puede ser para ti esa situación, es aún peor para tu perro cuya temperatura corporal es mucho más elevada que la tuya. Si planeas escaparte a un lugar más fresco, asegúrate de que él también sea bienvenido. De lo contrario, considera la opción de dejarlo en una guardería canina hasta que pueda volver a casa en condiciones más frescas.

Ahora que sabes cómo reconocer el sobrecalentamiento, cómo responder y cómo evitarlo, prepárate para un verano sano, divertido y feliz con tu amigo de cuatro patas.

Articulos relacionados

  • Trastornos digestivos en perros

    Es importante vigilar la salud digestiva de su perro, y acudir al veterinario si sospecha que pueda padecer un trastorno digestivo o si muestra síntomas como diarrea o vómitos.
  • ¿Qué debería hacer si mi perro tiene sobrepeso?

    Igual que para nosostros, para un perro es fácil engordar unos kilos. Por desgracia, los perros con sobrepeso tienen una vida más corta y menos feliz.
  • Alergias cutáneas

    180680638 Las alergias cutáneas no son infrecuentes en las mascotas y los mismos pólenes y el polvo doméstico que causan reacciones alérgicas en las personas pueden tener el mismo efecto en los perros.
  • ¿Una nariz seca significa un perro enfermo?

    Muchos dueños preocupados se preguntan si una nariz seca significa un perro enfermo, y la respuesta corta es no. Existen muchas razones por las que su perro puede tener la nariz seca y caliente que no tienen nada que ver con su estado de salud.