El cuidado de tu perro: mitos comunes y realidades

Published by
Minutos de Lectura

Por cada dato cierto que se cuenta sobre los perros, hay toda una camada de mitos que se esparcen comunmente. Así que cuando alguien te cuenta algo sobre tu mascota, ¿cómo sabes a quién creerle? Aquí hay una lista con los errores más comunes sobre nuestros amigos peludos.

1. Los perros ven en blanco, negro y gris

Uno de los mitos más comunes sobre los perros es que son ciegos al color. Pueden ver algo de color pero el espectro es limitado en comparación con la visión a color de los seres humanos, dice el American Kennel Club. Esto se debe a que nuestros amigos perrunos son dicromáticos, lo que significa que sus ojos sólo tienen dos tipos de las células cónicas que controlan la percepción del color. Los seres humanos y la mayoría de los demás primates tenemos tres tipos de conos, lo que nos hace tricromáticos. Para darte una idea de cómo ve tu perro el mundo (similar a una persona con daltonismo rojo-verde, según creen los científicos), puedes usar la herramienta en línea Dog Vision. ¡Ese juguete naranja podría parecer azul a los ojos de tu perro!

2. La edad del perro en años humanos

Aunque los perros envejecen comparativamente más rápido que los humanos, uno de los errores comunes acerca de los perros es que un año de su vida equivale exactamente a siete años humanos. Esta fórmula general implicaría que un perro de diez años de edad es comparable con un adulto de setenta años. De acuerdo con Priceonomics, tu cachorro crece y envejece con mucha rapidez, pero la regla de siete (o de tres, para los gatos) no es precisa. Lo que realmente afecta la edad de tu perro en años humanos es su tamaño, su raza y su composición genética. ¿Te preguntas qué tan viejo es tu perro en comparación con tu hermano o tu abuelo? Pet Health Network® tiene una excelente tabla que se basa en su peso y edad para ayudarte a determinar cómo envejece tu perro.

Two dog noses poking out from under a blanket

3. Un perro con la nariz seca y caliente está enfermo

A menudo se cree que un perro sano debe tener la nariz fría y húmeda. Sin embargo, las narices calientes o secas son completamente normales en los perros y no deben tomarse como un signo preocupante por su salud. El sito Web Petful explica que muchas cosas, desde el aire seco a las alergias hasta una simple siesta, pueden afectar la humedad de la nariz de tu perro. No obstante, si bien la salud de la nariz normalmente no es preocupante, si notas que la nariz de tu perro constantemente está seca, agrietada o con flujo (no simplemente húmeda), haz una cita con el veterinario.

4. Las bocas de los perros son limpias.

De todos los mitos que escuches sobre los perros, no te creas este. Los perros exploran su mundo con sus bocas y narices y por ello no hay modo de saber lo que tu mascota ha tenido en la boca ese mismo día. (Recuerda, a algunos perros les gusta comer sus propias heces.) Si la higiene dental es importante para ti, puedes cepillarle los dientes todos los días. En cuanto a enfermarte por un beso de un perro el New York Times informa que los gérmenes en la boca de tu perro generalmente son específicos de los perros. Algunos patógenos, como salmonella y ciertas cepas raras de bacterias, pueden transmitirse a los seres humanos en la saliva de los perros, pero las infecciones graves son relativamente raras. Así que no te preocupes demasiado por una lamida ocasional.

5. Los perros mueven la cola cuando están felices

¿Crees que tu cachorro te está demostrando que está contento de que llegaste a casa cuando mueve la cola de lado a lado? Quizá tengas razón, pero menear la cola representa mucho más que sólo felicidad. Mover la cola también puede ser un signo de ansiedad, frustración o nerviosismo de acuerdo con PawCulture. Entonces, ¿cómo saber si tu perro está feliz o inquieto cuando te ve? Presta atención a su lenguaje corporal en general. Pet Health Network sugiere observar su postura, la posición de sus orejas y la expresión de sus ojos antes de aproximarte.

6. Los perros deben comer como lobos

Aunque es cierto que los perros y los lobos tienen ancestros genéticos en común, no son el mismo animal. Los perros han evolucionado a lo largo de miles de años, de ser los estrictos carnívoros que son los lobos a convertirse en omnívoros, lo que significa que una comida basada en carne cruda puede tener consecuencias muy negativas para la salud de tu perro. Además, al ser bestias salvajes del bosque en lugar de mascotas domesticadas, los lobos tienden a vivir sólo unos seis años, mucho menos que los perros y se ha demostrado que la nutrición apropiada tiene algo que ver; así que no te creas la publicidad cuando las compañías que venden alimento para mascotas te digan que le des a tu perro una dieta "para lobos"; en cambio, busca una que esté balanceada específicamente para la composición biológica específica del perro.

7. Abrir un poco las ventanas es suficiente para dejar a tu perro en el carro

No, no, no. En condiciones meteorológicas extremas, los perros pueden sufrir problemas de salud graves con sólo pasar unos minutos en un carro demasiado caliente o frío. Es mejor no dejar a tu perro en el automóvil en este tipo de días. Incluso una ida rápida a la tienda puede convertirse en una situación muy peligrosa para tu mascota si te tardas. Incluso en algunos estados tienen permiso para forzar tu auto para rescatar a tu perro si lo dejas ahí. Recuerda que se trata de tus hijos peludos y al igual que con los niños humanos, nunca debes dejarlos solos en un auto cerrado.

8. Un perro viejo no aprende trucos nuevos

Este es uno de los mitos más comunes sobre los perros y es tan mítico como el resto. Si bien hay algo de verdad en que los perros necesitan socializar desde una edad temprana para prevenir problemas de conducta cuando envejecen, no significa que tu perro viejo no puede aprender cosas nuevas. ¿No nos crees? Quizá le creas a Chaser, la perra más inteligente del mundo que ha llegado a la tercera edad y sigue aprendiendo trucos.

9. Los perros odian a los carteros

Bueno, no sabemos si tu perro tiene rencillas en contra de tu cartero pero su comportamiento generalmente surge de la necesidad de alertarte y protegerte a ti, el líder de su manada. Así que cuando ve que este desconocido se aproxima a tu casa, simplemente hace lo que cree necesario para protegerte. Una manera de calmar esta conducta es presentar a tu perro con tu cartero un par de veces para que vea que esta persona es un amigo y no una amenaza.

10. Los perros y los gatos son enemigos mortales

Los gatos son creaturas independientes y caprichosas, mientras que los perros son creaturas naturalmente curiosas; esta dinámica es la que generó este mito en primer lugar. Los gatos y los perros pueden llevarse bien siempre y cuando sean presentados apropiadamente y socializados. Esto no significa que tu gato no le lanzará zarpazos a tu cachorro cuando tu perro quiera jugar y tu gato simplemente quiera que lo dejen tranquilo, así que lo mejor es entender cuándo una situación podría complicarse y tratar de resolverla dirigiendo al juguetón hacia otra cosa. Por otra parte, el mito de que existe una sociedad secreta de gatos tratando de dominar el mundo y los perros son la primera línea de defensa para detenerlos... aún no ha sido desmentido.

Jack Russell Terrier and cat snuggle on big pet pillow.

11. Frotar la nariz de tu perro en un accidente evitará que vuelva a hacerlo

De nuevo, es un mito. Los perros tienden a entender los problemas de conducta en el momento en que ocurren. Así que cuando llegas a casa, te encuentras un accidente y frotas la nariz del perro en él, es muy poco probable que lo relacione con lo que hizo. Así que, esencialmente, estás castigando a un perro que no sabe por qué lo castigas. Esto podría exacerbar el problema y hacer que orine más en donde no debe. En cambio, es mejor tratar de atraparlo en el acto y dirigirlo hacia el lugar apropiado para orinar. Además, asegúrate de limpiar los accidentes con un limpiador especial para mascotas ya que los perros tienen un sentido del olfato muy agudo y a menudo regresan a los lugares que han marcado anteriormente.

ARTICULOS RELACIONADOS

  • Malos hábitos

    Ha llevado a su perro a pasear, acaba de decirle el vecino lo educado que es y de repente le sorprende comiendo heces de perro. ¿Qué le impulsa a hacerlo?
  • La psicología de tu cachorro

    Entender cómo funciona la mente de tu perro puede ayudarte a vivir en armonía con él. Si necesitas consejo para impedir que un pequeño problema se convierta en uno grande, debes acudir al veterinario.
  • ¿Por qué comen hierba los perros?

    ¿Por qué insiste mi perro en comer hierba? Mientras nadie está del todo seguro de por qué los perros comen hierba, los especialistas en conducta de mascotas están bastante convencidos de que es una conducta canina normal y no hay nada de qué preocuparse.
  • Controlar a tu perrita cuando esté en celo

    180680638 Si no has esterilizado a tu perrita, entrará en celo por primera vez entre los 5 y los 8 meses. Muchos dueños de perritas optan por esterilizarlas antes de su primer celo.

PRODUCTOS RELACIONADOS