Lidiar con las tenias en los gatos

Publicado por Kara Murphy
minutos de lectura

No hay duda de esto: los gusanos en los gatos son repugnantes. Desafortunadamente, no son raros en las mascotas domésticas, incluyendo los gatos. Pero, ¿qué son las tenias? ¿Son contagiosas las tenias de los gatos? Y, la pregunta más importante, ¿cómo te deshaces de ellas ahora mismo?

¿Qué son las tenias?

Las tenias de gato son gusanos largos, planos y blancos. Tienen bocas en forma de gancho que se anclan en la pared del intestino delgado de tu gato. Se alimentan de los nutrientes que pasan a través de tu gato. Pueden llegar a crecer hasta 20 pulgadas, aunque la mayoría mide unas 8 pulgadas cuando han crecido completamente. A medida que la tenia madura, comienza a desprenderse de segmentos de sí misma, los científicos llaman a estos segmentos proglótides. Los proglótides, del tamaño de un grano de arroz, se desprenden del cuerpo principal de la tenia y pasan a las heces del gato.

¿Cómo afectan las tenias a mi gato?

Las tenias de los gatos son asquerosas, pero los veterinarios las consideran un parásito menor. Eso se debe a que es poco probable que hagan un daño duradero a tu mascota, según el Centro de Atención Veterinaria de Drake. Dicho esto, si tu gato está muy infestado de tenias, podría experimentar una pérdida de peso debido a las lombrices que digieren la nutrición de la comida de tu gato. Además, una tenia a veces se desprende del intestino delgado y viaja al estómago del gato. Cuando esto sucede, el gato puede vomitar una lombriz todavía viva, lo cual puede ser una visión sorprendente para el dueño del gato si no sabías que tu gato estaba infestado.

¿Cómo puedo saber si mi gato tiene tenias?

Vomitar trozos de gusano que aún está vivo es un buen indicador, por supuesto. Otros signos de que tu gato puede estar sufriendo una infestación de tenias incluyen una pérdida de peso inexplicable, aunque el signo más común de que tu gato está infestado de tenias son los proglótides. Es probable que veas esos segmentos de tenia del tamaño de un arroz y llenos de huevos en las heces de tu gato o que se arrastren cerca de su ano. Es posible que veas a tu gato "arrastrar los cuartos traseros" por el suelo si el segmento le irrita la piel, pero este comportamiento es mucho más común en los perros.

Veterinarian checking on a cat in a cat carrier.

¿Cuál es el tratamiento para las tenias en los gatos?

Por suerte, el tratamiento para las tenias de los gatos es bastante fácil y efectivo. Si tu gato está infestado, su veterinario le dará un medicamento contra la tenia llamado desparasitante. Normalmente, los antiparasitarios son medicamentos orales, aunque también se pueden administrar mediante una inyección.

La medicación antiparasitaria hace que la tenia se disuelva en los intestinos. Como el gusano ha sido digerido, no deberías esperar ver pruebas de ello en la caja de arena. La medicación antiparasitaria no debería causar a tu gato ningún efecto secundario adverso, como vómitos o diarrea.

En el mejor de los casos, lo primero que hay que hacer es evitar que tu gato se infecte. Puedes reducir enormemente el riesgo de que tu gato contraiga tenias utilizando regularmente tratamientos de control de pulgas y manteniendo a tu gato dentro. Las tenias no son contagiosas, como un resfriado, en sí mismas, pero se transmiten - a través de las pulgas - de un animal a otro y, en casos raros, a los humanos. Al igual que tu gato, si tu perro se come una pulga infectada mientras mordisquea su piel, puede contraer tenias. Si tú o tu hijo ingieren accidentalmente una pulga, también pueden contraer la tenia.

¿Existe más de un tipo de tenia?

Hay dos tipos de tenia. La más común, y la que se discute a lo largo de este artículo, se conoce científicamente como dipilidium caninum, explica el Centro de Control y Prevención de Enfermedades (CDC).

El otro tipo, que es mucho más peligroso y mucho más raro, se llama Equinococo. Según el CDC, la equinococosis quística (o EQ) es causada por la infección del estado larvario de una tenia llamada gusano hidatídico, o Echinococcus granulosus, que se encuentra en perros, ovejas, vacas, cabras y cerdos.

"A pesar de que la mayoría de las infecciones en los seres humanos son asintomáticas, la EQ causa quistes dañinos, que se agrandan lentamente en el hígado, los pulmones y otros órganos que a menudo pasan desapercibidos y se descuidan durante años", informa el CDC.

Otro tipo de tenia se llama Echinococcus multilocularis, y puede causar una enfermedad llamada equinococosis alveolar (o EA). Esta tenia se encuentra en zorros, coyotes, perros, gatos y pequeños roedores. Los casos en humanos son raros pero muy graves, ya que causan tumores parasitarios que pueden formarse en el hígado, los pulmones, el cerebro y otros órganos. La EA puede ser fatal si no se trata, según el CDC. Pero eso, afortunadamente, es raro. De hecho, un estudio publicado por el PLoS Neglected Tropical Diseases encontró sólo cuarenta y una muertes relacionadas con la equinococosis en los Estados Unidos entre 1990 y 2007.

Otros gusanos en los gatos

Las tenias son uno de los tipos comunes de gusanos que se encuentran en los gatos. Pero hay otras que infestan a los gatos, según International Cat Care, incluyendo:

  • Gusanos redondos: Los gusanos redondos son los gusanos más comunes que se encuentran en los gatos. Los gatitos pueden contraer los gusanos de la leche de una madre infectada. Los gatos adultos pueden contraerlas al comer un roedor infectado.
  • Anquilostomas: Aunque son más comunes en los perros, los gatos también pueden contraer anquilostomas. Son pequeños y, como las tenias, viven en el intestino delgado del animal. Los anquilostomas se alimentan de la sangre del animal, lo que puede causar anemia. Los animales pueden infectarse con anquilostomas por ingestión o contacto con la piel.
  • Lombrices no intestinales: Los gusanos del pulmón, del corazón y de los ojos son otros tres tipos que viven en partes del cuerpo fuera del tracto gastrointestinal.

Pensar en gusanos que viven dentro de un animal puede hacer que incluso el dueño de mascota más valiente se sienta temeroso. Por suerte, aunque son bastante desagradables, las tenias son relativamente fáciles de eliminar y es poco probable que le hagan un daño duradero a tu gato. Lo mejor que puedes hacer por tu gato es vigilarlo siempre de cerca. Cuando se producen cambios repentinos de comportamiento, puede ser su forma de decir que no está de lo más sano. Por eso también son importantes las revisiones veterinarias anuales.

Contributor Bio

Kara Murphy Contributor Bio Image

Kara Murphy

Kara Murphy es una escritora independiente en Erie, Pa. Tiene un cachorro de goldendoodle llamado Maddie.

Artículos Relacionados

  • Cuatro claves para ser mejor propietario

    Cat and girl nose to nose Adoptalo, esterilizalo, adiestralo y mantenlo en forma.
  • Los beneficios de esterilizar un gato

    Si tienes un gato que sale y entra de casa o varios gatos, deberías considerar seriamente la posibilidad de esterilizarlos. En el mundo hay una superpoblación de gatos callejeros. La mayoría de ellos acaban en las protectoras de animales o en la calle y si nadie los adopta.
  • Presentar un nuevo gatito a un gato adulto

    La llegada a casa de un nuevo gatito es un acontecimiento especial y excitante para toda la familia…¡menos probablemente para tu gato adulto!
  • Adoptar un gato adulto

    Una de las ventajas que tiene adoptar a un gato adulto es que sabrás de antemano y con seguridad cuál es su carácter. Un gatito puede comportarse de una manera cuando es más joven y cambiar significativamente (¡y no siempre para mejor!) cuando madura.

Productos Relacionados